© Vichy Reina de las ciudades del agua | Cindy Michaud

Vichy, reina de las ciudades del agua

Hoy en día, Vichy es testigo de sus 2.000 años de historia relacionada con el agua. Desde su clasificación como patrimonio mundial en 2021 hasta la génesis de sus manantiales y la llegada de Napoleón III para su cura… Esta es su historia.

Desde julio de 2021

Vichy clasificada como patrimonio mundial

El 24 de julio de 2021, el 44º Comité del Patrimonio Mundial, reunido en Fuzhou (China), inscribió las once principales ciudades balnearias europeas, incluida Vichy, en la Lista del Patrimonio Mundial, reconociendo su valor universal excepcional. Estas once ciudades* forman una serie cuidadosamente seleccionada entre los cientos de ciudades balnearias de Europa. Los manantiales, los establecimientos termales, los lugares de paseo, los teatros de ópera, los pabellones de música, las estaciones, los parques, los cafés, los campos de golf o los hipódromos… todo lo que se conserva hoy en día de esta época gloriosa, atestigua este valor inmaterial excepcional.

Su historia

Laboratorio Vichy

Una de las particularidades de la actividad termal de Vichy, lo que la hace realmente singular y diferente, es la extraordinaria creatividad en la explotación del recurso mineral. En pocas palabras, todo se ha fabricado en nombre de Vichy: tratamientos, bebidas, tejidos, pastillas, zanahorias, sopas, duchas, sales de baño, barras de labios, pastillas digestivas, ungüentos, productos de belleza, productos de salud… Pero de todos estos abanderados, hay uno que hace que el nombre de la ciudad resuene más y más: los laboratorios Vichy.